FUHEM inaugura curso volcada en la inclusión educativa

La jornada inaugural del curso 2017/18 organizada por FUHEM con el fin de reunir a la mayor parte de su plantilla, adelantar las principales líneas de trabajo para el nuevo curso y trabajar cuestiones estratégicas, tuvo lugar el pasado 1 de septiembre. A diferencia de otros años, se ha celebrado antes, para que pudieran asistir los docentes de infantil, y en las instalaciones del Círculo de Bellas Artes de Madrid. La Sala de Columnas se llenó a rebosar con profesorado de los tres colegios de FUHEM, felices del reencuentro. En esta ocasión, se eligió la educación inclusiva como eje de la jornada, y ese tema centró tanto la conferencia marco, ofrecida por Coral Elizondo, como las presentaciones realizadas por representantes de Hipatia, Lourdes y Montserrat.

La jornada inaugural FUHEM supone un hito importante en el desarrollo de cada uno de los cursos escolares. Reunir a buena parte de las personas que integran la Fundación y hacer comunidad; compartir el balance del curso anterior y anticipar las líneas de trabajo para el curso que comienza; y compartir prácticas y actividades que se desarrollan en nuestros centros son estímulos para una plantilla dispersa en diversos centros de trabajo que, gracias a sesiones como ésta, advierte el potencial del Proyecto Educativo FUHEM.

El programa se repartió en tres partes: la primera, con la presentación institucional, a cargo del Patronato, la Dirección General y del Área Educativa. A continuación, Coral Elizondo, Directora del Centro Aragonés de Recursos para la Educación Inclusiva (CAREI), ofreció una conferencia sobre Inclusión Educativa. Tras la pausa del desayuno, se celebró una presentación de las prácticas y experiencias de inclusión desarrolladas en los tres centros de FUHEM, expuesta por profesorado, orientadores y alumnado. Por último, los asistentes fueron emplazados a realizar un trabajo de grupo: en la última media hora, crear un mural en torno a la educación inclusiva a partir de todo lo escuchado y compartido previamente. No faltaron cartulinas, tijeras, pegamento ni plastilina para dar lugar a una veintena de murales originales y sorprendentes.

Como cada año, se repartieron las últimas novedades editoriales del Área Educativa, el libro Experiencias de Innovación y la guía didáctica Alimentar otros modelos; y el primer disco de “Orejas y pies”, titulado “Todos soñamos lo mismo”, un Cd con canciones infantiles grabado en el Colegio Lourdes dentro del proyecto de innovación educativa “Lourdes Records”.

La sesión dio para mucho, con nuestros compañeros Javi y Coque, profesores de Lourdes, convertidos en maestros de ceremonias: risas, juegos, besos, reencuentros, bromas, selfies multitudinarios y canciones a coro, a cargo de centenares de profesionales entusiasmados con el proyecto. ¡No os perdáis este álbum de fotos! Refleja lo vivido el pasado 1 de septiembre.

El video de la jornada es también un magnífico resumen de lo que dieron de sí siete horas de intenso trabajo colectivo: el compromiso de un conjunto plural de personas, dispuesto a poner creatividad y esfuerzo en un proyecto educativo inclusivo e innovador. Si después de ver el video os quedáis con ganas de más, seguid leyendo el resumen de las intervenciones.

Presentación Institucional: el reto de un proyecto singular en tensión con el entorno

En su intervención, Ángel Martínez González-Tablas, Presidente del Patronato de FUHEM, subrayó que la Fundación, con toda su historia es hoy, un proyecto colectivo que se nutre de la aportación de todas las personas que participan en él, en el que no hay ninguna que sea insustituible, y donde la heterogeneidad se articula en torno a unos valores y actitudes compartidas. También destacó que, “a diferencia de otras épocas, cuando no estaba garantizada la escolarización de toda la población, los centros escolares de los que FUHEM es titular, sólo cobran sentido en tanto consigan tener un perfil diferenciado que los convierta en una referencia identificable en el mundo educativo, por su inclusión, capacidad innovadora y por un contenido curricular impregnado de sensibilidad ecosocial”.

A continuación, tomó la palabra Yayo Herrero, directora general de FUHEM, quien situó su balance del curso pasado en el contexto de algunos de los sucesos que han marcado el verano: los atentados de Barcelona y los graves efectos de los recientes huracanes y de la fuerte sequía que se vive en España, fruto de la dinámica del calentamiento global. En este contexto, explicó Yayo Herrero, se viven fuertes tensiones, como las reacciones islamófobas y solidarias, la violencia del modelo patriarcal y la lucha feminista o las falsedades del tiempo de la “posverdad”. Conflictos y tensiones sociales que “cruzan de lleno los ejes de trabajo de la Fundación y, en especial, se recogen y abordan en los análisis que plantea el área Ecosocial, tanto en el Boletín ECOS, como en la revista PAPELES y otros libros editados en 2017: La Situación del Mundo, Cambio climático, S.A, y La economía mundial”.

También destacó otras tensiones en las que la Fundación está inmersa: “la primera, en el marco del debate sobre la escuela concertada, donde el modelo singular de FUHEM suscita tanto ataques como adhesiones que proceden de ámbitos próximos; y la segunda, la tensión interna que genera el propio Proyecto Educativo de FUHEM, en un contexto familiar, social y político que está en contra de lo que queremos poner en marcha”. En este marco, Yayo Herrero insistió en la necesidad de trabajar bien y siendo lo más “felices” posible. Tuvo palabras de recuerdo a Jesús Ortiz, profesor de Hipatia fallecido este verano; y de agradecimiento para los equipos directivos salientes y para los nuevos nombramientos, así como para la “sala de máquinas” de la Fundación y el conjunto de la plantilla. Al cerrar su intervención, se mostró convencida de que con el buen hacer de todos los equipos y dosis de imaginación, el Proyecto de la Fundación seguirá creciendo y enriqueciéndose gracias a las líneas de trabajo que hay abiertas, entre las que destacó: el trabajo del grupo de género, el Plan de Igualdad, contar con una sede donde arranca un proyecto social como ELSANTA o la creación de un pequeño embrión de tejido social en torno a FUHEM que pretende aglutinar a todas las personas que se sienten vinculadas a nuestro proyecto.

Por su parte, Víctor M. Rodríguez, Director del Área Educativa de FUHEM, comenzó su intervención agradeciendo a quienes han participado en los procesos de elección de nuevos equipos directivos que han tenido lugar en Montserrat e Hipatia, reconoció el compromiso y la vocación de servicio de quienes finalizan sus cargos y de los que asumen nuevas tareas y los desafíos que éstas conllevan. A continuación, dividió su intervención en dos partes: un balance del trabajo realizado en el curso anterior y las líneas prioritarias para el curso 2017/18. En el balance de carácter interno, subrayó los avances en el desarrollo del Proyecto Educativo, donde destacan la consolidación de proyectos metodológicos y de mejora de la convivencia; la evaluación de las estructuras y procesos de aula; la armonización de procesos educativos y de gestión (en coordinación con el área de Recursos Humanos de FUHEM); la propuesta curricular para el desarrollo de proyectos de autonomía para la mejora del inglés en la ESO; y la unificación definitiva de las webs de los centros. A continuación, Víctor M. Rodríguez explicó el trabajo realizado en la incorporación del ámbito ecosocial, donde los principales avances apuntan al proyecto «Alimentando otros modelos», la elaboración del currículo ecosocial y la publicación de algunos materiales didácticos. Así mismo, aludió a los elementos que han generado mayor proyección externa a nuestro trabajo, las publicaciones editadas por el Área y las iniciativas de formación e innovación educativa.
Por último, el Director del Área Educativa de FUHEM expuso las líneas estratégicas del trabajo del curso 2017/18 que incluyen: la redacción final de los Proyectos educativos de cada centro; cerrar el proceso de Evaluación de Procesos de Aula y presentar planes de mejora colectivos e individuales; concluir la evaluación cualitativa sobre coordinación, participación y trabajo conjunto; establecer un plan de voluntariado, el Plan de igualdad y el protocolo contra el acoso laboral; armonizar tareas comunes, como viajes y efemérides; continuar el debates sobre la propuesta de Currículo Ecosocial; elaborar nuevos recursos didácticos con perspectiva Ecosocial e Inclusiva; y proponer nuevas modalidades de formación, incluida la Escuela de Verano FUHEM.

Coral Elizondo: La revolución de la inclusión educativa

A continuación tuvo lugar la conferencia de Coral Elizondo, directora del Centro Aragonés de Recursos para la Educación Inclusiva (CAREI) y Profesora Asociada Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, que abordó la inclusión educativa como una revolución en marcha.

En una entusiasta intervención, Coral Elizondo reconoció la labor de FUHEM en el ámbito de la educación inclusiva y, sobre todo, agradeció que la Fundación, haya editado la traducción al castellano del Index for Inclusion, una obra que consideró una herramienta clave. Sus palabras sonaron convincentes y convencidas: “Vengo a contar mi revolución que es la de una educación inclusiva que no segrega, una revolución en marcha a la que cada vez se suma más gente aunque estemos dispersos”. Y dicho esto, relató su experiencia, intercalando vivencias personales y profesionales, aprendizajes y errores, haciendo referencia a la evolución de la legislación y de las prácticas inclusivas. Reivindicó actitudes críticas y debates productivos, para concluir que lo importante es reflexionar de lo individual a lo colectivo, y cambiar la mirada: “porque a veces estamos muy cerrados y no vemos al otro ni lo que el otro ve, de forma que es imposible incluirle”. También insistió en la necesidad de una tarea constante de formación e información, por parte de los profesionales que trabajan en las aulas, y un trabajo de coordinación entre ellos: “dialogar y escuchar, y también sentir”. Coral Elizondo cerró su intervención dando siete principios básicos para lograr la inclusión educativa: los itinerarios formativos, una visión de aprendizaje y servicio; las tertulias pedagógicas dialógicas; una cultura del pensamiento; cambiar la evaluación; los modelos de convivencia proactivos; y la participación de las familias. Su conclusión final suscitó los aplausos de la sala: “nadie ha dicho que sea fácil, pero está en nuestras manos. La educación inclusiva es un derecho y con los derechos, no se negocia”.

Presentación de prácticas inclusivas realizadas en los centros de FUHEM

Hipatia: la diversidad y heterogeneidad del alumnado como un valor


El grupo de profesoras y orientadoras formado por Lourdes Delicado, Mª José Gómez, Teresa Picón, Marta Sánchez y Vanessa Senín, comenzó su presentación explicando las bases que sustentan el modelo inclusivo de Hipatia. Entre ellas, sentir la inclusión en el centro, que el alumnado esté en su aula de referencia, preparar el aula para recibir a todos y diversificar los materiales, compartir el trabajo entre los profesores y los profesionales de distintos perfiles, y desarrollar metodologías activas como el trabajo por proyectos, por grupos o rincones. Una vez expuestas estas líneas generales, ofrecieron ejemplos concretos. En Primaria, explicaron como la construcción colectiva del aprendizaje o la división del trabajo por rincones o tareas, que resultan accesibles para todos, garantizan una mayor implicación y participación de todo el alumnado. Esta dinámica es también posible en la ESO, incluso en la asignatura de matemáticas, donde trabajando con compañeros de clase, además de resolver problemas se trabajan las habilidades sociales, se disfruta más del aprendizaje y se favorece la cohesión grupal.

Lourdes. Proyectos que transforman el Colegio, las actitudes personales y el entorno

Las profesoras Ana Chiverto y Lucía Martínez, junto a las alumnas Sara Jiménez, Jimena Navarro, Raquel Ochoa y Raquel Suárez, dieron voz a tres proyectos desarrollados en el Colegio Lourdes. “De patio a jardín” implicó a toda la comunidad y reforzó el sentido de pertenencia al abordar la transformación del patio del colegio; por su parte, los grupos creados en torno a los procesos de mediación y sobre la situación de los refugiados reforzaron la confianza de los alumnos y alumnas implicados y sirvieron para promover que su entusiasmo y actividad fuera atrayendo a más compañeros. Todos estos proyectos han contribuido a crear y consolidar una comunidad donde caben todos, se resuelven mejor las dificultades del día a día, se mejoran los aprendizajes y se promueve el espíritu crítico.

Montserrat. Cambiar la mirada y atender la heterogeneidad en lugar de la dificultad

Teresa Gutiérrez, orientadora, y Teresa Cuenca, profesora terapéutica expusieron los cambios que se están produciendo en el Colegio Montserrat donde se ha pasado de la atención a la diversidad, el pensar cómo adaptar, a la inclusión, empleando metodologías flexibles que asumen que no todo el alumnado aprende igual. La clave es una escolarización basada en principios de normalización e inclusión que adapta el entorno escolar para eliminar barreras y potenciar fortalezas. Esta evolución supone pasar de programas concretos (como el Aula ALEPH, ser Centro preferente TEA, los grupos de alumnos con Necesidades Especiales o PMAR), a proyectos de centro, como las aulas activas “sin muros”, las aulas activas colaborativas, los grupos interactivos y los proyectos de patios y comedor. Modelos que han obligado a cambios, a esfuerzos y a una mayor coordinación entre los distintos profesionales que trabajan en el aula y que, a cambio, ofrecen mejoras en los aprendizajes y un modelo más integrador.

El broche final: murales colectivos en tiempo récord y una canción a coro

La jornada inaugural concluyó después de que los asistentes se dividieran en una veintena de grupos de trabajo para hacer murales que reflejaran, de forma colectiva, su visión de la inclusión educativa. Creatividad y originalidad se dieron de la mano en los murales cuyas fotografías hemos recogido también en el álbum de estas Jornadas. Por último, la despedida cupo en una foto de grupo multitudinaria mientras cantábamos a coro una canción adaptada para la ocasión. Es cierto que “Aquí no hay playa”, pero ilusión y ganas para afrontar el nuevo curso tenemos a raudales. ¡Feliz curso 2017/18!