Diez años desde el desastre ambiental de Aznalcóllar

En la madrugada del sábado 25 de abril de 1998, una llamada anónima alertaba de la rotura del muro de contención de la balsa de estériles que la empresa de capital sueco-canadiense Boliden-Apirsa tenía en el municipio sevillano de Aznalcóllar. Un vertido de alrededor de 6 000 000 m3 de lodos piríticos y aguas ácidas se liberaban, recorriendo los cauces de los ríos Agrio y Guadiamar. El resultado fue una catástrofe ambiental que acabó afectando al espacio protegido de Doñana.

Pedro Lomas, investigador del Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid repasa en este documento los acontecimientos y las acciones que se han llevado a cabo para la recuperación de la zona.

En ocasión de este aniversario, varias organizaciones sociales realizarán diversos actos. Se puede seguir en http://www.guadiamar.es 

Otros enlaces de interés:

- Asuntos relacionados con el Corredor Verde del Guadiamar

- Asuntos relacionados con el proyecto Doñana 2005