MATERIAL AUDIOVISUAL: Aquel no era yo

 

 Ficha técnica


Título: Aquel no era yo
Fecha: 2012
Duración: 24’ 31”
Idioma: Inglés v.o.s.e.
Género: Ficción
Dirección/Guión: Esteban Crespo
Producción: José Luis Mata-Negrete
Productora: Producciones Africanauan S.L.
Fotografía: Angel Amorós
Montaje: Vanessa Marimbert
Música: Juan de Dios Marfil
Sonido: Lin Chang, Jesús Espada
Dirección artística: José Luis Azcona
Intérpretes: Alejandra Lorente, Gustavo Salmerón, Babou Cham, Mariano Nguema, Alito Rodgers, Jose María Chumo

 

 

 

“Ser un soldado no es difícil o te acostumbras, o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de hacer lo que has hecho”.

 

Contexto:
El 12 de febrero se celebra cada año el Día Internacional contra el uso de niños y niños como soldados, con el fin de dar visibilidad a la situación de cientos de miles de niños y niñas que participan en conflicto armados y que se ven sometidos a situaciones extremas, son utilizados para cometer atrocidades, sufren malos tratos, violaciones o son testigos de asesinatos.

A pesar de la puesta en vigor desde 2002 del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados, y de que según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, el reclutamiento y la utilización de niños y niñas como soldado constituye un crimen de guerra, al menos 19 países siguen utilizando estas prácticas.

Conflictos como el de República Centroafricana o Sudán del Sur han puesto en primera línea de nuevo este drama, pero no son los únicos, ya que según datos de Naciones Unidas, Afganistán, Chad, Colombia, Costa de Marfil, Filipinas, India, Iraq, Líbano, Libia, Mali, Myanmar, Pakistán, República Democrática de Congo, Sudán, Siria, Tailandia y Yemen siguen reclutando niños y niñas como soldados.

No siempre participan activamente en los combates, también se les asignan funciones de apoyo, como ser porteadores de soldados heridos, de munición, ser espías o mensajeros y, en el caso de las niñas, a veces obligadas a servir de esclavas sexuales. Los actos de violencia de los que son testigos o que son forzados a cometer tienen consecuencias muy graves en el desarrollo de estos niños, en su salud física y mental, y puede mermar seriamente su capacidad de tener un futuro mejor si no reciben el apoyo que necesitan.

Sinopsis:

El cortometraje Aquel no era yo, escrito y dirigido por el español Esteban Crespo, cuenta la historia de Paula y Kaney, dos personajes -un niño africano y una mujer española- que podrían no tener nada en común, pero que llegarán a unir sus vidas irremediablemente a través de un disparo. Un disparo que da vida.

Kaney (Juan Tojaka) es un niño soldado de un país africano. Con él viven muchos otros niños soldado, acatando las órdenes del hombre que se ha convertido en su padre, el General del Ejército Rebelde (Babou Cham). Paula (Alejandra Lorente) es una cooperante española llegada a África siguiendo a su pareja, Juanjo (Gustavo Salmerón) con el objetivo de ayudar y de rescatar a los niños soldado que allí viven.

En un puesto fronterizo, Paula y Kaney se encuentran y ese será el punto de partida de esta dramática historia, en un escenario de miedo, violencia, terror y redención.

Aquel no era yo nació por el deseo de mostrar la dureza de la realidad de los niños y niñas soldado y lo que muy pocas veces vemos, sus secuelas. Y por otro lado, por el deseo de homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan su vida por mejorar la de los demás.

Hasta la fecha, Aquel no era yo ha conseguido más de 90 Premios en certámenes nacionales e internacionales y fue nominado a los Premios Oscar 2014 en la categoría de mejor cortometraje de ficción.

El cortometraje ha contado con la colaboración de algunas organizaciones como: ALBOAN, Amnistía Internacional, Entreculturas, Save the Children, Fundación el Compromiso y el Servicio Jesuita a Refugiados. que forman una plataforma Menores soldado que trabajan para poner fin al reclutamiento forzoso de menores de 18 años y asegurar que en los países en situación de conflicto o post conflicto se llevan a cabo buenos programas de desmovilización, desarme y rehabilitación para los niños y niñas soldados.