RECURSO INTERACTIVO: Atlas Global de Justicia Ambiental

 


El Atlas de Justicia Ambiental fue presentado en la Delegación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Bruselas) el pasado 19 de marzo de 2014, como parte del proyecto europeo EJOLT: Environmental Justice Organizations, Liabilities and Trade (Organizaciones de Justicia Ambiental, Pasivos y Comercio).

En dicho proyecto participan de un equipo internacional de expertos, procedentes de 23 universidades y organizaciones de justicia ambiental de 18 países, y está coordinado por los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), bajo la dirección de Joan Martínez Alier.

El Atlas está diseñado para realizar búsquedas entre 100 campos, pudiendo utilizar diferentes filtros, bien por país, por empresa implicada, por materias primas o por tipología de conflictos (por ejemplo: conflictos por acceso al territorio, extracción de minerales y combustible fósiles, gestión de residuos, gestión y uso del agua, desarrollo de infraestructuras, turismo y conservación de la biodiversidad, entre otros).

Cuando seleccionas una ubicación en el mapa, obtienes la descripción del conflicto, datos sobre los actores implicados, los impactos ambientales producidos, las fuentes de información y los resultados de las acciones en torno a dicho conflicto.

Este completo inventario es el resultado del esfuerzo del consorcio internacional y de la red de colaboradores externos que han trabajado conjuntamente desde hace más de tres años creando y enriqueciendo bases de datos, mapas e indicadores ambientales relacionados con los conflictos ecológicos, y que quieren llegar en el 2015 a documentar hasta 2.000 casos.

Una de las ventajas del uso de este atlas, es que cualquier mapa creado a partir del resultado de una búsqueda se puede exportar a una web externa, e incluso compartir a través de las redes sociales, lo cual fomenta la mayor visibilidad de los resultados, la interacción entre diferentes grupos de trabajo, y la posibilidad de realizar contribuciones al proyecto.

El Atlas incluye conflictos ambientales en 16 países de América Latina y el Caribe, destacando a nivel regional, que el país con mayor cantidad de conflictos es Colombia (72), seguido por Brasil (58), Ecuador (48), Argentina (32), Perú (31) y Chile (30), principalmente relacionados con extracción minera y de combustibles fósiles.

 

 

 

Respecto a España, el Atlas comprende de momento 32 casos documentados. Se hallan conflictos relacionados con incineradoras e infraestructuras para la obtención de energía eléctrica y combustibles fósiles, minería, proyectos urbanísticos, infraestructuras portuarias y aeroportuarias y casos sobre la conservación de la biodiversidad.

 

 

A través de esta herramienta también podemos constatar cómo el tipo de conflictos y los impactos ocasionados se repiten en lugares del planeta muy alejados entre sí, como si los ocasionaran los mismos patrones: las sustancias tóxicas usadas para amalgamar oro y otros minerales preciosos (con efectos sobre los suministro de agua), los impactos de los herbicidas en cultivos de soja transgénica o la incineración de residuos en cementeras para ahorrar petróleo.

También podemos apreciar cómo, según palabras de Martínez Alier, los daños causados por la explotación los pagan sobre todo las poblaciones más empobrecidas, ya que el 60% de los impactos se ocasionan sobre poblaciones indígenas sin poder político o sistemas de salud.

Aunque no todo es negativo, porque según Leah Temper, coordinadora del Atlas, el 17% de los casos analizados suponen la victoria de la justicia ambiental, con procesos judiciales ganados por las comunidades, la cancelación de algunos proyectos y la recuperación de bienes comunes.

Además, el Atlas favorece que los movimientos de base por la justicia ambiental se conviertan en una clave para avanzar hacia formas más justas, equitativas y menos dañinas para el medio ambiente, como señala la EJOLT.

 Acceso al: Atlas de Justicia Ambiental