La experiencia ecológica del grupo de Compensación Educativa

Profesoras del proyecto “Interaccionando con el medio: lo ecológico es la solución”. Colegio Lourdes

Este año, el equipo de profesores que trabajamos con el grupo de Compensación Educativa hemos realizado un Proyecto de Innovación Educativa titulado “Interaccionando con el medio: lo ecológico es la solución”. El proyecto surgió como una idea en la que se pretendía englobar una serie de elementos ecológicos, instrumentales, curriculares, humanos y sociales.

La línea de trabajo sería la elaboración de productos ecológicos y naturales, partiendo del huerto, continuando con trabajo en el aula y en el laboratorio y terminando con la venta de los productos acabados, cuyos beneficios irían destinados al Fondo de Solidaridad del Colegio. Así, los beneficios repercuten de nuevo al Centro, como ocurre con cualquier ciclo en la naturaleza.

Se ha buscado dar continuidad al proyecto del huerto, el cual, lleva varios años en marcha y es conocido por toda nuestra comunidad educativa. La importancia y el reto de este proyecto ha sido conseguir que el grupo de alumnos de Compensatoria realizasen actividades basadas en la realidad, para dar un “sentido” al entorno cambiante que les rodea, así como la necesidad de poder experimentar con esa “realidad” y poder transformarla de forma ecológica, obteniendo unos resultados tangibles. En todo momento se ha pretendido elaborar productos ecológicos que permitan tener conciencia ecológica creando una idea de respeto y solidaridad.

El trabajo realizado no solo ha seguido la línea ecológica en la elaboración de productos, también se ha buscado concienciar sobre la necesidad de ser solidario en dos vertientes: la necesidad de transmitir estas técnicas que colaboran en el mantenimiento y respeto del medio ambiente y, al introducirlo en el mercado donando lo ganado al “Fondo de Integración” del Colegio.

Los alumnos han trabajado las distintas técnicas científicas con las que han elaborado los productos (jabones, protectores labiales, tónicos, gominas, inciensos, destilados…). Han cuidado y mantenido el huerto y el jardín vertical, elementos fundamentales para la elaboración de algunos tónicos y jabones, y han mostrado y vendido sus productos en la mayoría de las fiestas y encuentros que han ido surgiendo a lo largo de todo el curso.

Uno de los momentos más importantes vividos por todos nosotros fue la preparación y presentación de todo el trabajo realizado en las Jornadas “Con Ciencia en la Escuela”, celebradas en el Círculo de Bellas Artes, en la que tuvieron que mostrar y explicar cómo elaboraban todos los productos.

Todo el equipo de profesores estamos muy orgullosos del trabajo realizado por los alumnos de Compensatoria y de cómo se han ido esforzando y creciendo como alumnos y personas comprometidas con el entorno.

Así resumen la experiencia, algunas de las alumnas participantes:

  • “Ha sido una experiencia inolvidable porque, además de divertirnos, hemos aprendido muchas cosas que nos van a servir en un futuro. Hemos aprendido más compañerismo, matemáticas y a hacer gomina, jabones, protectores labiales. También cómo plantar y cómo vender, matemáticas en la tienda… En el Círculo de Bellas Artes nos felicitaron todos por portarnos bien”. (Alba García, 2º ESO).
  • “A mí me ha parecido muy bien, mezclar productos naturales con el huerto y poder llevar las matemáticas al laboratorio. Porque así se aprende mejor: midiendo y pesando con exactitud para hacer jabones y hacer medias aritméticas… Nos ha resultado muy fácil coger la teoría dentro de lo que practicamos. Se nos queda en la cabeza para siempre. Recomiendo hacer estos talleres en los cursos posteriores, porque aprendemos mucho mejor y todo es más fácil de entender”. (Andrea Tendero, 2º ESO).