El aprendizaje del Inglés como segunda lengua

Opal Dunn, consultor educativo y autor (British Council), y Jairo Dopazo, traductor del texto original y coordinador del proyecto bilingüe. Hipatia.

Los niños pequeños adquieren el lenguaje de manera natural ya que se “auto-motivan” para captar el idioma sin aprendizaje consciente, a diferencia de los adolescentes y los adultos.

Las ventajas de empezar temprano
- Los niños pequeños todavía utilizan las estrategias de aprendizaje del idioma innatas para adquirir su lengua materna y pronto descubren que también pueden utilizar estas estrategias para aprender inglés.
- Los niños pequeños tienen tiempo para aprender a través del juego. Ellos aprenden el lenguaje, al participar en una actividad compartida con un adulto.
- Los niños pequeños tienen más tiempo para introducir el inglés en su rutina diaria. Pueden no tener deberes y están menos estresados por tener que alcanzar los estándares establecidos.
- Los niños que tienen la oportunidad de aprender un segundo idioma mientras todavía son jóvenes parecen usar las mismas estrategias de aprendizaje del idioma innatas durante toda la vida al aprender otros idiomas. Aprendiendo un tercero, cuarto o incluso más idiomas de manera más fácil que un segundo.
- Los niños pequeños que adquieren lenguaje de manera inconsciente son más propensos a tener una mejor pronunciación y sentimiento hacia la lengua y la cultura, más que los niños mayores y los adultos.

Etapas en el aprendizaje del Inglés
El lenguaje hablado es adquirido de manera natural antes de leer y escribir.
Periodo de silencio
Cuando los bebés aprenden su lengua materna, hay un "período de silencio", cuando miran y escuchan y se comunican a través de expresiones faciales o gestos antes de que empiecen a hablar. Cuando los niños pequeños aprenden inglés, puede haber un "período de silencio" similar en el que la comunicación y la comprensión tienen lugar antes de que realmente hablen ninguna palabra de inglés.
Durante este periodo, los padres no deben forzar a los niños a participar en conversaciones haciéndoles repetir palabras. Deben hablar para proporcionarles oportunidades para ir “cogiendo” el lenguaje.
Comenzando a hablar
Después de algún tiempo, dependiendo de la frecuencia de la exposición al inglés, cada niño (a menudo las niñas con mayor rapidez que los niños), comienzan a decir palabras simples ('cat ', 'house'), o frases cortas ya hechas ('¿What`s that?', 'It´s my book ','I can`t ',' That`s a car ',' Time to go home'), en las conversaciones o de forma inesperada. El niño lo ha aprendido de memoria, imitando la pronunciación exactamente, sin darse cuenta de que algunos sonidos pueden constar de más de una palabra. Esta etapa continúa por algún tiempo, ya que el niño aprende más lenguaje usándolo como un atajo para el diálogo antes de que estén listos para crear sus propias frases.

La construcción de idioma inglés
Poco a poco, los niños construyen frases que constan de una sola palabra memorizada a la que se suman las palabras de su vocabulario (‘a dog’, ‘a brown dog’, ‘a brown and black dog’), o un lenguaje sencillo memorizado a los que añaden su propio input ('That`s my chair', ' Time to play’), Dependiendo de la frecuencia de la exposición al inglés y la calidad de la experiencia, los niños comienzan poco a poco a crear oraciones completas.
Comprensión
La comprensión es siempre mayor que el habla y la capacidad de los niños pequeños para comprender no debe ser subestimada, ya que utilizan para la comprensión de su idioma materno una variedad de claves de contexto. A pesar de que no pueden entender todo lo que escuchan en su lengua materna, los niños captan la esencia.
Frustración
Después de la novedad inicial de sesiones en inglés, algunos niños pequeños se sienten frustrados por su incapacidad para expresar sus pensamientos en inglés. Otros quieren hablar tan rápidamente en inglés como en su lengua materna.
Errores
A los niños no se les debe decir que han cometido un error, ya que cualquier corrección desmotiva inmediatamente. Los errores pueden ser parte del proceso de elaboración de reglas gramaticales del inglés o pueden ser un fallo en la pronunciación.
Las diferencias de género
El cerebro de los chicos se desarrolla de manera diferente al de las chicas y esto afecta a cómo los niños aprenden el lenguaje y lo utilizan. A veces las clases mixtas pueden desfavorecer a los niños, que pueden ser eclipsados por la capacidad natural de las niñas a usar el lenguaje.

Ambientes de aprendizaje de las lenguas
- Los niños pequeños necesitan sentirse seguros y saber que hay alguna razón obvia para el uso de inglés.
- Las actividades deben estar vinculadas a algunas de las actividades cotidianas interesantes de las que ya conocen, por ejemplo, comparten un libro de imágenes en inglés, pronuncian un texto rimado, prueban una comida “inglesa”, etc.
- Las sesiones en inglés deben ser divertidas e interesantes, centrándose en conceptos que los niños ya han entendido en su lengua materna. De esta manera, los niños no están aprendiendo dos cosas, un nuevo concepto y un nuevo lenguaje, sino que se limita el aprendizaje del inglés para hablar de algo que ya saben.
- Las actividades están respaldadas por objetos específicos, cuando sea posible, ya que esto ayuda a la comprensión y aumenta el interés general.

Lectura
Los niños que ya saben leer en su lengua materna, en general, quieren saber cómo leer en inglés. Ellos ya saben cómo decodificar palabras en su idioma natal para conseguir el significado del texto y, si no se les ayuda a decodificar en inglés, pueden transferir sus técnicas del idioma materno, y terminar leyendo inglés con acento de la lengua materna, es decir, “spanglish”.
Antes de que puedan decodificar inglés, los niños pequeños necesitan saber los nombres y sonidos de las letras del alfabeto. El inglés tiene 26 letras, pero 44 sonidos (en el idioma estándar), la introducción de los sonidos restantes es mejor dejarla hasta que los niños tienen más experiencia en el uso de la lengua y la lectura.

Apoyo de los padres
Los niños necesitan sentir que están haciendo progresos. Necesitan estímulo continuo, así como elogios por su buen desempeño, ya que cualquier éxito motiva. Los padres están en una posición ideal para motivar y así ayudar a sus hijos a aprender, incluso si tienen un nivel muy básico de inglés y están aprendiendo junto a sus hijos pequeños.