FUHEM: Alimentando otros modelos

Durante el curso pasado, arrancaba esta iniciativa orientada a abordar las cuestiones sociales, ambientales, de salud y económicas relacionadas con la alimentación, de forma integral y dando al conjunto una proyección educativa. En este segundo curso, el proyecto se está consolidando, tanto en el fomento del consumo de alimentos ecológicos (en los comedores escolares, pero también en las cestas de alimentos ecológicos para familias y profesorado), como en la formación y sensibilización de la comunidad educativa de FUHEM.

Las cifras de obesidad infantil en España siguen creciendo mientras nuestro referente cultural y gastronómico, la dieta mediterránea, cada vez queda más difuminada en nuestros hábitos alimentarios cotidianos. Y es que la vida en una gran ciudad no nos pone fácil dedicar tiempo a conseguir, limpiar o preparar alimentos frescos de forma diaria. En este contexto, la alimentación en el comedor escolar y los hábitos alimentarios que sus comensales pueden adquirir, no son una cuestión baladí.

Los primeros alimentos ecológicos se introdujeron progresivamente en los comedores de FUHEM a lo largo de una serie de días al mes durante el curso 2013/14. En el curso actual, la cantidad y variedad de estos alimentos (libres de restos de pesticidas y cuya producción ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero), ha dado un gran estirón, logrando que la alimentación ecológica sea la base de los menús escolares:

- Las frutas, las hortalizas, el aceite de oliva, las legumbres, la pasta, las patatas, los cereales y las harinas siempre son ecológicas, de temporada y de origen peninsular.

- La carne, los huevos, el pan, los lácteos y los vegetales congelados (cuya cantidad se limita), son de origen peninsular.

- El pescado es de caladeros del atlántico norte, mediterráneo o piscicultura cercana.

- Están vetados los precocinados y el glutamato monosódico; y limitados los productos de conservas.

Dada la dimensión de este cambio, surgieron algunas dificultades en la forma de preparar o en el sabor de algunos platos, en las que venimos trabajando intensamente desde principio de curso. En enero de 2015, los equipos de cocina recibieron una formación dirigida a facilitar el uso de comida ecológica, adaptando algunas preparaciones y buscando un resultado más apetitoso y saludable.

Un grupo de familias pudo además degustar los platos cocinados, conocer en persona a los equipos de cocina y debatir sobre el proyecto. Animamos al resto de familias a visitar y comer en el comedor, opción ofrecida en todos los centros de FUHEM, para conocer así en primera persona sus menús y el trabajo de los equipos profesionales de las cocinas. ¡No es fácil preparar, todos los días, menús para varios cientos de personas, incluyendo diversas adaptaciones por alergias, dietas, etc.!Por otra parte, hemos habilitado mecanismos de evaluación continua, tanto para seguir el cumplimiento de estos compromisos, como para ver el nivel de satisfacción con los propios menús.

Además, para facilitar el consumo de alimentos ecológicos también “en casa”, decenas de familias de todos los centros de FUHEM se han organizado para comprar conjuntamente productos ecológicos directamente a sus productores/as. Así, no sólo consiguen alimentos muy frescos, casi recién cosechados, y a mejor precio que en tiendas o supermercados: los y las productoras reciben una remuneración más justa por su trabajo. Bueno para ellos, bueno para nosotros. Y tan fácil como… ¡recoger la compra al ir a buscar a los y las peques al cole! Durante este curso, los grupos de consumo han crecido o se han creado otros nuevos:

- Hipatia: Un grupo nuevo de pedido abierto, dinamizado desde el profesorado, se suma al que el AFA inició el curso anterior.

- Lourdes: Un nuevo grupo, también dinamizado desde el AFA, complementa al grupo de familias pioneras que comenzaron el curso anterior. Uno funciona con pedido cerrado, mientras que en el otro es abierto. Cuentan con la participación activa de profesores.

- Montserrat: El grupo de cesta cerrada impulsado desde el AFA ha superado las 50 familias participantes.

Las iniciativas se encuentran abiertas a la participación e incorporación de más familias y profesorado, así que os invitamos a contactar directamente con ellas.

La vocación educativa del proyecto ha continuado en este curso con dos acciones formativas en el aula, abarcando la totalidad (o casi, dependiendo del centro), de los cursos de primaria. En algunos centros también se están haciendo intervenciones en Formación Profesional y en ESO. Las formaciones abordan temas como: las implicaciones socioambientales de los modelos agroecológicos y agroindustriales, los beneficios de una alimentación de cercanía, las temporadas de los alimentos o los componentes de una dieta saludable.

Por otra parte, en los diferentes colegios y de la mano de las AFA, se han celebrado varias sesiones informativas dirigidas especialmente a las familias. A modo de ejemplo, podemos citar los talleres sobre alimentación saludable y ecológica con la cocinera profesional Nani Moré. Y el 23 de mayo está prevista una visita con familias de todos los centros a los productores de Rivas con los que trabajan tres de los grupos de consumo mencionados.

Además, hay otras acciones que nos ayudan a visibilizar y normalizar la apuesta de los colegios de FUHEM por una alimentación más saludable y ecológica: carteles de sensibilización, un logo y lema del proyecto elegidos a raíz de un concurso destinado al alumnado, publicación de noticias en las revistas de los centros o la participación activa en los Mercados Sociales de Madrid y de Rivas, y en el primer seminario internacional sobre Alimentos agroecológicos en los comedores escolares, celebrado en octubre de 2014.

Terminaremos el curso con una encuesta de valoración del funcionamiento de los comedores, similar a la realizada un año antes, y dirigida a familias, monitores de comedor y alumnado. Los resultados serán la base para definir los próximos pasos y nos ayudarán a identificar los aspectos a mejorar. No obstante, al echar la vista atrás, sentimos que este proyecto pionero en la Comunidad de Madrid no solo ha enraizado en las comunidades educativas de FUHEM, sino que sus primeros frutos ya están aquí. ¡Buen provecho!