La formación del profesorado de los colegios FUHEM durante el periodo 2011/14

Paloma Pastor Vázquez. Coordinadora de Formación

A comienzos del curso 2011/12, el Área Educativa de FUHEM puso en marcha un nuevo Plan de formación para el profesorado. En este plan se recogían algunas iniciativas válidas que venían desarrollándose en años anteriores, y también muchas otras que suponían un nuevo enfoque y una perspectiva más amplia tanto en contenidos como en metodología.

Para el diseño de este Plan, impulsado por la Dirección del Área Educativa, se llevó a cabo una encuesta llamada “Necesidades de Formación del profesorado de los centros FUHEM” con la que pretendimos buscar información, opiniones y percepciones sobre distintos aspectos, entre otros: temas de interés, modalidades, preferencias temporales, duración de las sesiones, ponentes… Esta encuesta fue respondida por un total de 254 docentes. De los resultados de la encuesta se deducía que la mayoría del profesorado ve en la formación un espacio de crecimiento personal y profesional, así como la necesidad de formarse de modo continuado en una profesión en la que los cambios de escenario son mucho más rápidos que los cambios que se producen en el propio sistema y, por tanto, en nuestros colegios.

Tras analizar los resultados de la encuesta, realizar varios debates en el Consejo Asesor del Área Educativa y el Comité de Directores de FUHEM, se configuró un Plan definitivo para el periodo 2012/14.

Además de abordar objetivos y prioridades de la formación, también se abordaron otros aspectos de carácter más organizativo: económicos, gestión, registro de evaluaciones, responsabilidades, obligatoriedad, certificado de las actividades; y también de carácter pedagógico: espacios y tiempos, modalidades, formadores, metodología, etc.

En relación a los objetivos y prioridades para la formación, destacamos los siguientes:
• Fomentar el sentido de pertenencia a FUHEM.
• Garantizar coherencia entre las concepciones educativas del profesorado de los colegios en torno al Proyecto Educativo de FUHEM.
• Apoyar las estructuras organizativas comunes a todos los colegios para dotarlas de herramientas para el desarrollo del Proyecto Educativo.
• Contribuir a los debates organizados en torno al Libro Blanco de la Educación para redefinir el Proyecto Educativo.
• Fomentar la colaboración con otras entidades educativas o sociales, o personas de interés para el desarrollo de nuestro Proyecto.
• Apoyar los procesos de innovación y mejora de cada uno de los centros.
• Generar espacios para el diálogo y el debate en los que puedan basarse decisiones organizativas y curriculares posteriores.
• Responder a necesidades más inmediatas relacionadas con los planes de trabajo de cada colegio.
• Promover procesos internos de reflexión sobre la práctica educativa en los que se fomente el trabajo colaborativo.

Todos estos objetivos, se concretaron en contenidos considerados prioritarios para estos años, máxime si se tiene en cuenta que este periodo ha coincidido con el cierre de los colegios Begoña y Santa Cristina, la apertura de Hipatia y, por lo tanto, con una gran movilidad del profesorado de FUHEM. Por lo tanto, también era necesario redefinir algunos aspectos generales a todo el Área Educativa, como son:

• La reflexión conjunta sobre el Proyecto Educativo.
• Organización de los colegios.
• Fomento del aprendizaje cooperativo.
• Incorporación de las señas de identidad de FUHEM al desarrollo de las propuestas curriculares: educación ecosocial.
• Inclusión educativa y estrategias para dar respuesta a la diversidad del alumnado.
• Mejora de la convivencia y resolución de conflictos.
• Inteligencias múltiples, especialmente, la inteligencia emocional.
• Puesta en marcha de proyectos especialmente importantes, dados por el contexto o por el progreso de nuestra acción docente: Bilingüismo, incorporación de Nuevas Tecnologías (TIC), y Soberanía alimentaria.

Todos estos contenidos y otros más específicos que se han desarrollado en estos años, se han ofertado principalmente en dos modalidades de formación. En primer lugar, la Formación en los Centros, preferida por la mayoría del profesorado porque evita el desplazamiento a otro espacio y porque se centra más en el contexto concreto de cada colegio; y en segundo lugar, la Formación Intercentros, de la que se valora especialmente el intercambio con profesorado de otros colegios y la riqueza de sumar experiencias.

Así mismo, en este Plan se estableció un sistema más coherente y transparente para apoyar acciones individuales de formación, con el fin de que el profesorado pudiera desarrollar acciones externas en función de sus propios intereses y necesidades o en función de intereses y necesidades de su puesto de trabajo.

A estas modalidades de formación, hay que añadir otros espacios de trabajo complementarios como el desarrollo de proyectos de innovación; la organización y/o participación en Ferias y Jornadas (especialmente, durante estos años, en colaboración con el Círculo de Bellas Artes); y eventos puntuales, muchos de ellos relacionados con los debates en torno al Proyecto Educativo de FUHEM; así como la puesta en marcha de nuevo, desde hace dos cursos, de la Escuela de Verano. En relación a este tipo de formación, que ha contado ya con dos ediciones, abiertas a la participación de docentes externos, ya está abierta la matriculación para el curso de este verano: el II Curso crítico de Formación del profesorado: Vibrar. El cuerpo como instrumento de aprendizaje, en colaboración con Pedagogías Invisibles, que este año se celebrará en Matadero Madrid durante la primera semana de julio.

Al cabo de estos tres años, una nueva Encuesta y la evaluación de cada una de las acciones formativas llevadas a cabo nos han permitido hacernos una idea de las fortalezas y debilidades del Plan anterior y proponer cambios y mejoras de cara a los próximos años.

Si hablamos de grandes cifras sobre la Formación realizada en FUHEM durante el periodo 2012/14, resulta evidente el esfuerzo colectivo realizado, tanto en la organización de acciones formativas como en la participación del profesorado: cerca de 13.500 horas totales de formación (más de 5.600 de Formación Intercentros y más de 7.800 de Formación en Centros). Una media de 339 profesores participantes en distintas acciones formativas por curso académico.

Y seguimos pensando en mejorar, porque la formación no termina nunca, sobre todo, si lo que nos mueve es el crecimiento, el pensamiento crítico y buscar nuevas miradas sobre la educación, que es nuestra tarea concreta, estrechamente vinculada al mundo cambiante e incierto en el que nos desenvolvemos como docentes y como personas.