Colegio Lourdes. La incorporación de técnicas de aprendizaje cooperativo

Como anunciamos al finalizar la primera evaluación, el Colegio Lourdes ha apostado por incorporar el aprendizaje cooperativo como una herramienta más de la práctica a disposición de los docentes. El objetivo es obtener un mayor rendimiento del aprendizaje, gracias a la interacción entre iguales tan frecuente en nuestras aulas.

Como decimos, es una herramienta más que mejora la calidad de nuestros aprendizajes, pero que desde un plano no estrictamente academicista, tiene enormes potencialidades en lo relativo a dotar de estrategias a nuestro alumnado, para facilitar y allanar el terreno cuando, en la vida “real”, se enfrenten a situaciones en las que es imprescindible ser capaz de llegar a acuerdos, trabajar en equipo o, simplemente, contribuir de una forma activa y colectiva a enriquecer el mundo que nos rodea.

Toda esta declaración de intenciones, a efectos prácticos, significa que poco a poco en cada aula, el conjunto de docentes que imparten clase incorporan las mismas técnicas y establecen normas de aula similares, con el objetivo de que cada clase pueda recibir el mismo mensaje de manera coordinada, y afianzar una serie de destrezas cooperativas que nos resultan imprescindibles.

El objetivo de las normas de aula esencialmente es conseguir, que nuestros/as alumnos/as aprendan a distinguir claramente qué momentos de la clase están diseñados para hacer trabajo individual, cuáles para trabajar por parejas y qué momentos están pensados para trabajar en grupo. Sin lugar a dudas, utilizar la interacción entre iguales en ningún caso implica trabajo en grupo de manera constante, es más bien un enfoque en el que la interacción con sus compañeros/as les permita contrastar en qué punto están e incorporar estrategias para autorregular su propio proceso de aprendizaje. En otras palabras, deseamos que aprendan a ser autónomos y que en la vida que les aguarda al finalizar su paso por el Centro, puedan aprender a aprender de la experiencia y la reflexión por sí mismos.

Las normas de aula empleadas son muy sencillas y similares en todo el Colegio:

- Respetar la señal de atención (para facilitar las transiciones entre las distintas dinámicas del aula).
- Respeto de los distintos momentos de trabajo en el aula (1-2-4). Trabajo individual, en pareja o en grupo de cuatro.
- Participar en las tareas.
- Mantener un nivel de ruido aceptable.
- (Para EI )Prestar ayuda cuando no la solicitan.

Las técnicas cooperativas que hemos acordado emplear son técnicas sencillas, en general de corta duración y principalmente asociadas al comienzo de la clase o la finalización de ésta.

En el caso de Secundaria y Educación Primaria se han acordado tres técnicas por ciclo. Sin embargo, aquí mostramos únicamente las más comunes:

- “Entrevista simultánea”. Generalmente, al principio de la clase, se lanza una pregunta abierta y cada componente de la pareja entrevista a su compañero, anotando en un cuarto de folio la opinión y respuestas de éste. Cada alumno dispone de la mitad del tiempo asignado para realizar la entrevista. Tras ello se hace una pequeña puesta en común y se comienza, con la presentación de contenidos, a trabajar durante esa clase. El objetivo es centrar la atención sobre el tema que nos interesa al inicio de la clase, y comenzar la explicación desde el nivel más ajustado posible al punto de partida de nuestro alumnado. (Se emplea en Secundaria, Primaria e Infantil).

- “Corrección cooperativa de deberes”. En esta técnica, los alumnos comparan los ejercicios que tienen como deberes al comenzar la clase. Tras ello, el docente en una explicación general, hace énfasis sobre las dificultades y/o aspectos más importantes de aquellas actividades. (En Secundaria, 3º, 4º, 5º y 6º de EP).

- “Frase/ foto/vídeo mural”. El docente proyecta una frase/ foto/vídeo relacionada con los contenidos y plantea una pregunta sobre la misma. El alumnado reflexiona sobre la propuesta de forma individual y plasma sus ideas en un cuarto de folio. La pareja o el equipo se agrupa para poner en común lo que han pensado con sus compañeros y tratan de consensuar la respuesta. Escriben la respuesta en pareja o equipo en la otra cara del cuarto de folio. El docente pregunta al azar entre su alumnado por la respuesta de sus equipos. (3º y 4º Ciclo de EP, en Secundaria sólo en algunas áreas con E.F. Informática, etc.).

En Educación Infantil, debido al grado de dependencia del adulto, las estrategias varían un poco. Algunos de los rasgos más representativos del trabajo que se está llevando a cabo se muestran a continuación:

- Incorporamos la figura de “Mi gemelo”: el papel de ayudante pasa a ser cosa de dos. Semanalmente, realizamos distintas actividades como las rutinas de la asamblea, apagar la luz, cerrar la puerta, llevar los vasos a la cocina, etc., así como trabajos de aula en común para lo cual hay que ponerse de acuerdo: ALGO QUE NO RESULTA FÁCIL DEL TODO. ¡Estamos aprendiendo! También tenemos la figura de los trillizos… que tienen que hacer lo mismo que los gemelos pero de 3 en 3…

- “Sé mi profe”: técnica que pretende potenciar la cooperación. A partir de ahora, si algún amigo nos dice “sé mi profe”, tenemos que dejar lo que estemos haciendo y ayudarle a solucionar el problemilla que tenga, sea cuál sea (abrir la puerta, abrocharse el abrigo…).

- Señal de ruido atención “ESCUCHA…MOS”: cuando el profesor dice esta palabra mágica, “escucha”, nosotros contestamos de inmediato “-mos” y le prestamos atención. Hay que mirar a los “profes” (y eso lo hacen fácilmente), hay que escuchar (y parece que también funciona), y hay que dejar de hacer lo que estamos haciendo (y bueno, poco a poco, lo conseguiremos…).

Como toda puesta en marcha, la nuestra necesita un periodo de adaptación, que es precisamente el punto en el que nos encontramos. Poco a poco y sosteniendo el esfuerzo en el tiempo, comenzaremos a ver recompensados todos nuestros esfuerzos.

En síntesis y como ya mencionamos anteriormente, la filosofía de esta puesta en marcha se resume en el siguiente lema: “Pocas cositas, bien hechitas y compartidas por todos/as”.

¡Gracias por colaborar!