Conciencia sobre Palestina

Claudia Vázquez Martín, 4ºC del Colegio Montserrat

El pasado día 30 de abril tuvo lugar en el Colegio Montserrat una jornada de concienciación sobre la situación del pueblo palestino. Este proyecto, que surgió de un grupo de alumnos y alumnas que están trabajando el tema, llevaba un tiempo gestándose con ayuda de Amnistía Internacional.


Aunque para la mayoría comenzase a las cinco y media de la tarde de aquel día, su inicio tuvo lugar, realmente, a principios de esa semana, cuando los y las participantes visitaron las clases relatando la vulneración de los Derechos Humanos en Palestina, la situación de la infancia en aquel territorio, el abuso de la ayuda internacional o la propia historia de este pueblo, desconocida hasta entonces por muchos.

Pero, volviendo a la tarde de aquel jueves, mientras el salón de actos se llenaba, daba comienzo la jornada con una interpretación de música y lectura de poemas palestinos. Más tarde, dio comienzo la primera charla a manos de Marwan Burini, Presidente de la comunidad palestina en España, quien nos habló del futuro del país, con datos estremecedores.

Tras esto, un breve inciso. Mientras, la gente paseaba entre un mural mudo que representaba un Guernica que, allí dispuesto, esperaba a ser pintado con los colores rojo y verde de la bandera palestina. Una exposición fotográfica transportaba a los asistentes a la fábrica de jabón de Nablús, ciudad al norte de Cisjordania, y los carteles informativos redactados por el alumnado acercaba la situación de Palestina a la realidad de los asistentes. Mientras, degustaban un delicioso té con pastelitos, también elaborados por los estudiantes que organizaron el evento.

Si la primera tanda de charlas no dejó indiferente a casi nadie, la segunda se encargó de aquellos que aún quedaban. A la vuelta del descanso, tras oír lo que una periodista de Amnistía Internacional tenía preparado para nosotros sobre la terrible situación a la que están sometidos los palestinos, Ahmad Zubedi fue quien, finalmente, nos heló la sangre a todos.

Ahmad ahora vive en España, pero creció en un campo de refugiados en Palestina. Su testimonio, pese a todo lo que ya habíamos oído hasta ese momento, fue sin duda lo que finalmente nos sensibilizó más; escuchar algo tan brutal, y tan real, de alguien que ha vivido esa situación en primera persona, siempre resulta impactante.

La Embajada Palestina invitó el pasado martes 26 de mayo a los y las alumnas que han llevado a cabo esta jornada. Ese día se hizo entrega del cuadro del Guernica pintado de rojo, verde, blanco y negro, como símbolo de nuestra solidaridad con el pueblo palestino.

La intención es que el proyecto no termine. El siguiente paso será extenderlo a más lugares, pues todo movimiento comienza con la concienciacón y el conocimiento.