Algunas estrategias para incorporar el aprendizaje cooperativo

Agustín Criado Pinto

En el Colegio Lourdes, durante este curso, nos hemos centrado en profundizar en los elementos esenciales del trabajo cooperativo en el aula.
En un primer momento, centramos el proceso de implantación en la incorporación de técnicas específicas compartidas por todo el profesorado. Tras analizar la evolución en el cumplimiento de las normas y técnicas en el aula, percibimos que aunque el seguimiento por parte del profesorado es evidente, éste gestiona de maneras muy heterogéneas la interacción entre iguales. Por tanto, hemos comenzado a centrar nuestra atención en potenciar las distintas dinámicas presentes en nuestras aulas e ir incorporando técnicas comunes en cada una de ellas.

Dentro del aula, hemos comenzado por identificar y estudiar en detalle algunas situaciones de trabajo habituales. Las tres más esenciales son: “Trabajo Individual”, “Trabajo en Pareja” y “Trabajo en Equipo”. Junto a la identificación de estos tres “ecosistemas presentes en el aula” y las normas básicas asociadas al aprendizaje cooperativo, “Señal de atención” y “Señal de ruido”, hemos identificado tres indicadores para cada norma y ecosistema, de forma que sea más sencillo trabajar con ellos en el aula. Estos indicadores quedan recogidos en forma de pictograma para su empleo en la configuración de carteles de aula.

Como ejemplo ilustrativo de este trabajo, sirva el primero de los carteles, que se muestra junto a este texto. El primer cartel de la imagen representa la “Señal de atención”. En ella el docente levanta la mano cuando desea recuperar la atención de la clase rápidamente. Para conseguir que esta recuperación sea ágil, las tres imágenes que aparecen debajo en tamaño más pequeño, explican el proceso para conseguirlo. En un primer momento, los alumnos/as deberán soltar el lápiz, el ordenador o la herramienta con la que estén trabajando. En segundo lugar, deberán mirar al profesor y, por último, mantendrán silencio. De esta manera cada dinámica o “ecosistema” del aula y cada norma quedan claramente descritas.