Interesante debate en torno a El desafío de educar en un mundo incierto

El Área Educativa de FUHEM organizó un acto de debate con el fin de presentar el libro “El desafío de educar en un mundo incierto”, publicado recientemente por FUHEM. Con el subtítulo, “Ideas para la construcción colectiva de un proyecto educativo transformador”, esta publicación presenta los documentos que han servido de base para el debate del Proyecto Educativo de FUHEM, tal y como informamos en una noticia anterior.

Lejos de centrarse en un debate limitado al proyecto de FUHEM, el acto, que se celebró en la sala polivalente de la Biblioteca Municipal “Eugenio Trías”, quiso ofrecer un debate más amplio y una reflexión sobre las dificultades y los retos del ámbito educativo en el aquí y el ahora. Para ello, en la mesa redonda intervinieron Yayo Herrero, Directora General de FUHEM; Ángel Martínez González-Tablas, Presidente del Patronato de FUHEM; y Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid. La charla fue moderada por Víctor M. Rodríguez Muñoz, Director del Área Educativa de FUHEM.

A continuación, os ofrecemos un resumen de cada una de las intervenciones.

Yayo Herrero: la escuela y crisis ecológica

En su intervención, Yayo Herrero, Directora General de FUHEM reflexionó sobre algunos elementos de la crisis global en la que estamos inmersos. Por un lado, se refirió a la crisis ecológica, con sus efectos no sólo en el cambio climático o en las condiciones materiales para la vida en la tierra sino también en la generación de mayores cotas de desigualdad, entre el norte y el sur, entre ricos y pobres, en las personas que migran... Yayo Herrero indicó también que vivimos unos momentos en los que a la emergencia de movimientos sociales preocupados por estas cuestiones e implicados en su transformación, se oponen con frecuencia actitudes de represión, de censura y, en definitiva, de merma de la democracia. De ahí que volviendo ámbito escolar, Yayo Herrero apuntara a la necesidad de que las escuelas tengan entre sus deberes contribuir a que el alumnado sea consciente de estos retos, estos peligros y estas situaciones de desigualdad y darles herramientas para combatirlas.

Mariano Fernández Enguita: un futuro distinto y muchas fuentes para conocer el mundo

Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, puso el énfasis en lo poco previsible que va a ser el mundo en el que se desenvuelvan nuestros actuales alumnos y alumnas, en la falta de las certidumbres que han caracterizado a nuestras sociedades en los últimos siglos y que han orientado, con sus luces y sombras, la función de la escuela y sus prácticas educativas. En su intervención, señaló que los cambios en el acceso a la información, la reducción de la brecha entre los “saberes” del profesorado y el alumnado y la mayor formación de las familias, hacen que a la escuela no pueda atribuírsele ya, al menos en exclusiva, el papel de hacer que los niños y niñas conozcan el mundo que hay fuera de su entorno más cercano, si bien apuntó que la docencia, una vez reorientada, sigue siendo imprescindible para trasformar la información en conocimiento y desarrollar competencias para afrontar la vida personal y social.

Ángel Martínez González-Tablas: la singularidad de FUHEM y los debates internos

Ángel Martínez González-Tablas, Presidente del Patronato de FUHEM, realizó un recorrido por los que son los principales capítulos del libro que se presentaba. Por una parte, destacó la importancia que FUHEM atribuye a la educación en valores y a que estos valores sean explícitos; también aludió a la necesaria tensión entre el trabajo de los contenidos curriculares y su puesta al servicio del desarrollo de competencias más generales; indicó que sólo un profesorado y unos profesionales bien formados y motivados pueden llevar a cabo un Proyecto Educativo ambicioso, para lo cual también es necesario acometer cambios en la organización y la gestión de los centros. Y concluyó esta parte aludiendo a la importancia de la evaluación de todo el proceso educativo: de resultados y estrategias, de profesorado, de cultura de los centros, de expectativas y valores de toda la comunidad educativa. Para cerrar su intervención, Ángel Martínez González-Tablas retomó uno de los temas presentes en el libro: el carácter público de la educación. Cuestionó que sólo pueda hablarse de educación pública cuando la titularidad de la escuela es de la administración; indicó que más bien es necesario definir cuáles son los rasgos de una escuela pública, de calidad, y conminó a las administraciones educativas que establezcan todos los controles que resulten necesarios para comprobar y preservar el carácter público de las instituciones educativas que así lo reivindican.
Tras estas intervenciones, se produjo un coloquio con los asistentes en el que pudieron perfilarse y matizarse algunas de las ideas apuntadas y en el que hubo la oportunidad de referirse al Proyecto Educativo de FUHEM, inspirado, tras un proceso largo de debate, en muchas de las ideas que se vierten en el libro que presentamos.