Frente al abismo

Como argumenta Riechmann, no se trata sólo de una doble crisis. También en lo socioeconómico estamos casi en caída libre hacia el desastre; y el sistema -lo hemos visto en los años que han seguido a 2007- no dispone de mecanismos de autocorrección. Estamos en la cuenta atrás -nos queda poco tiempo-, y quizá en la siguiente gran crisis sistémica no tengamos ya ni el mínimo margen de maniobra necesario para llevar a cabo una transición no catastrófica. El autor apuesta por poner en el centro la acción sociopolítica y reactivar la política en sentido fuerte. Ni la democracia puede ser asunto de políticos profesionalizados, ni la sostenibilidad cabe dejarla en manos de ecologistas e ingenieros ambientales: son los asuntos básicos donde nos va la vida, donde nos jugamos el todo por el todo; nos atañe a todos y todas. Tiene que ser objeto de una política avecindada con la ética y practicada desde la base. 

 

Acceso a «Frente al abismo»