Hacia el desarrollo sotenible: consumo sostenible y comedores escolares

Los comedores escolares, como espacio fundamental para la socialización del alumnado en todas las etapas de la educación, constituyen también espacios privilegiados desde los cuales introducir prácticas de consumo sostenible. Más allá de la posibilidad de llevar a cabo programas de motivación, a nivel individual, de las alumnas y alumnos, los comedores escolares implican también la puesta en marcha de políticas en las que intervienen diversas partes, por lo que tienen una dimensión educativa, social, política y económica importante.

Juegan además un papel fundamental para la promoción de la sostenibilidad y el fomento de estilos de vida saludables entre las generaciones futuras.

Nos vamos a detener aquí brevemente en un caso interesante llevado a la práctica en Piombino, una pequeña localidad de unos 30.000 habitantes situada en la costa de oeste de Toscana en Italia, país en el que se aprobó una ley que obliga a los entes locales a introducir alimentos ecológicos y de calidad en los menús escolares. En el caso de Piombino, el Ayuntamiento cumple las funciones de distribuidor de los alimentos a los comedores escolares de todas las guarderías y centros de infantil, primaria y secundaria. La importancia de unos criterios para las compras públicas basados en la sostenibilidad es fundamental, lo que produce, entre otras cosas, una relocalización de la cadena alimentaria al incluir productos de cercanía en los menús escolares (reducción de kilómetros recorridos).

La sostenibilidad y la promoción del consumo sostenible requieren acción concertada y unas políticas integradas que implican a distintos ámbitos, a veces en conflicto. En el caso concreto que aquí se aborda en este texto, el sistema concertado de comedores escolares ha funcionado en sintonía con el entorno socioeconómico y las necesidades de las personas. Se ha construido sobre ideales culturales ya existentes en la comunidad vinculados a un pasado común tradicional. La alimentación tiene una gran importancia simbólica y cultural por lo que las políticas en este sentido obtendrán mayor éxito si se construyen sobre pautas de consumo ya existentes y se evita la imposición de patrones ajenos a las y los consumidores.

Acceso a "Hacia el desarrollo sostenible: consumo sostenible y comedores escolares", de Tanja Bastia