Este caer, este sentir, este hacer…

Tutores y alumnas de 1º de ESO (2015/16).

Yolanda de la Torre, Rosa Barranco y Vicente Leal (tutores); Laura Botello, Alba López e Irene Rubio (alumnas). Colegio Lourdes.


“TODO ESTE CAER, TODO ESTE SENTIR, TODO ESTE HACER y todas estas ganas de seguir sintiendo y, sobre todo, de seguir haciendo”

Todo comenzó el curso pasado, cuando los tutores de 1º de ESO del Colegio Lourdes, fuimos invitados a la inauguración de la exposición “Todo este caer” de Alfredo Igualador, pintor y padre de una alumna que estaba en primero. Sus pinturas reflejaban “vida, ciudad, mundo, acontecimiento, tragedia, pintura… todo ello con el telón de fondo de la guerra, próxima o lejana, que vivimos”. Contactamos también con Ricardo Altable, periodista y padre de otra alumna de primero. Ricardo había estado en primera línea grabando la tragedia de Lesbos hacía unos meses.

Preparamos entonces la actividad desde la perspectiva de Valores Éticos pensando que sería una buenísima experiencia para nuestro alumnado, lo que no sabíamos es que se convertiría en el motor de algo grande, grande y que superó nuestras expectativas docentes.

El impacto en alumnos y alumnas fue tal que empezaron a sentir la necesidad de hacer algo, se fueron contagiando y nos fueron contagiando a nosotros y surgió: “vamos a pedirle un cuadro a Alfredo, lo sorteamos y enviamos el dinero que consigamos recaudar a los refugiados sirios”.

Por supuesto, la participación sería voluntaria y no evaluable y todo el trabajo se desarrollaría en horario no lectivo. Fueron más de 50 alumnos y alumnas los que decidieron llevar a cabo este proyecto.

Empezaron las asambleas en los recreos para darle forma y contactamos con la AAPS (Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio). Preparamos las papeletas y empezó la venta aprovechando eventos donde los alumnos/as no vendían solamente, sino también tenían la oportunidad de contar y difundir su proyecto, con la ilusión de contagiar lo que estaban haciendo.

Se vendieron en la presentación de un libro, en un acto público en el que los tres colegios de FUHEM presentaron diferentes acciones relacionadas con los refugiados y la UE. Allí, participantes en la Solfónica y la plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II compraron 50 papeletas.

El grupo acordó iniciar la venta de papeletas a las familias en Los Círculos a partir de las 14.30 horas. Aprendieron a usar la herramienta Doodle para organizar los turnos de venta y en un día se cubrieron todos los turnos para ocho días de venta: compromiso colectivo con eficacia organizativa. En los dos primeros días se vendieron 170 papeletas y se empezó a correr la voz entre las familias de los más pequeños de la iniciativa emprendida por “los mayores”.

Después vino un nuevo turno colectivo para participar en la Feria de la Economía Social, en el stand de FUHEM, y en la fiesta de fin de curso se completó la venta de papeletas con venta de chapas que reproducían el cuadro.

Se vendió todo: “objetivo conseguido”. Se vendieron mil papeletas a dos euros y el dinero recaudado se entregó a la AAPS (Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio), para la compra de alimentos y enseres a entregar a los refugiados y desplazados sirios.

Así, el sábado 18 de junio a las 9 de la mañana, alumnos/as junto con padres y madres y profesores participantes del proyecto fueron a la calle Marroquina, nº 108. En una gran nave, en Arganda, ayudaron a cargar tres contenedores con alimentos y enseres para el pueblo sirio. Orgullosos de corazón al susurrar muy bajito entre ellos que uno de esos contenedores había sido posible gracias a su granito de arena.

Aquí terminó esta historia… Aunque no, hasta aquí solamente se trataba de un capítulo. El siguiente arrancó hace un mes cuando después de haber aterrizado en este nuevo curso escolar, los voluntarios y voluntarias del grupo refugiados empezaron a moverse de nuevo. Un par de reuniones y ya están naciendo iniciativas para este año.

Pensamos en explorar otros colectivos con necesidades y prevemos que nuestra acción, este año, estará dirigida a colaborar con la Asociación de “Sin Papeles”, apoyándonos en asociaciones gubernamentales y no gubernamentales como CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) y Cruz Roja.

Llegados hasta aquí… ¿Cómo se sienten los alumnos y alumnas que se han implicado en este proceso? Ellos nos lo cuentan.

Laura Botello:

“Somos chic@s dispuestos a ayudar a las personas que lo necesitan y hacer de este mundo un lugar mejor, así que el curso pasado, en 1º ESO comenzamos con un proyecto de ayuda a los Refugiados. Este proyecto era voluntario, se apuntó la gente que quiso, pero predispuesta a dedicarle tiempo. Recaudamos dinero a través de la venta de papeletas. El premio fue un cuadro muy bonito hecho por el padre de una compañera nuestra, Claudia Igualador que expresa el dolor y sufrimiento que están pasando estas personas. Conseguimos recaudar 2.000 €, una pasada. El cuadro no lo reclamó nadie, por lo que lo hemos colgado con mucho honor a la entrada de nuestro colegio.
Este curso, nos reunimos en la hora del recreo para hablar de próximos proyectos y organizarlos. Aquí también participan los profesores del mismo centro, El Lourdes. Un proyecto para salvar vidas”.

Alba López e Irene Rubio:

“Lo que intentaremos hacer este año es seguir ayudando a estas personas pero también queremos seguir concienciando a la gente de que con poco, se pueden conseguir grandes cosas, ya que solo con ganas y con un grupo de gente dispuesta, pueden conseguirse grandes cosas.
Este año nos gustaría recibir charlas informativas relacionadas con el voluntariado para tener más recursos con los que poder trabajar”.