De lo general a cada etapa: trasladar los objetivos globales a Infantil y ESO

Cecilia Valera y Virginia Pulido

En este séptimo año de vida de Hipatia se han priorizado cuatro objetivos para todo el Centro relacionados con la convivencia, las familias, el inglés y las metodologías, tal y como contamos en este artículo.

Esos objetivos globales tienen sus peculiaridades en el día a día de cada etapa, tal y como nos cuentan en las siguientes líneas dos coordinadoras de etapa: Cecilia Valera, de Infantil, y Virginia Pulido, de la ESO.

¿Cómo se adaptan esos objetivos globales en Infantil?

Hemos continuado dando estrategias para que los niños y niñas tengan autonomía para resolver sus conflictos y para que identifiquen sus emociones pudiendo expresar lo que sienten y “empatizar” con los compañeros y compañeras, como paso previo a esa resolución de conflictos, dentro de la concepción integral de la convivencia.

En cuanto a la participación de las familias, además de las colaboraciones, aportaciones e intervenciones en talleres, proyectos, salidas y demás actividades del Centro, este curso iniciamos talleres de familias para la realización de los disfraces de carnaval, lo que supuso contar con momentos de encuentro y esfuerzo conjunto para elaborar los disfraces de todos los alumnos y alumnas de infantil. El trabajo de todos tuvo su culminación en el “pasacalles” por el barrio de la Luna.

En relación a la mejora del aprendizaje de la Lengua Inglesa, en esta etapa seguimos dando peso a la anticipación lingüística contando con un auxiliar de conversación en las aulas, introduciendo el método Jolly Phonics y sumando una hora más en esta especialidad que la establecida.

Y también consolidamos metodologías: aprendizaje cooperativo, actuaciones educativas de éxito (Grupos interactivos, Lecturas compartidas), la clase fuera del aula, actividades interetapas y trabajo por proyectos. En relación a estos últimos, el tercer trimestre de curso es muy especial, porque se trabaja mezclando grupos de diferentes niveles y ciclos. Así, aprendemos los unos de los otros y los unos con los otros sobre un tema común, independientemente de la edad que tengamos. Todo ello finaliza con una fiesta en la que colaboran las familias en la que se desarrollan diferentes actividades y talleres, en el proyecto que llamamos “Molinillo”.

¿Cómo nos lo cuentan desde la etapa de ESO?

Si echamos la vista atrás, este curso, en la etapa de Secundaria, familias, profesorado, personal de administración y alumnado han trabajado intensamente en varias direcciones.

Se han reactivado las comisiones de familias, que se han reunido periódicamente para trabajar de la mano del Centro en la mejora de aspectos fundamentales como convivencia, hábitos saludables, actividades, etc.

La etapa se ha llenado de alumnos y alumnas comprometidos que han contribuido a diversos logros y avances: se ha consolidado la figura de alumno ayudante que trabaja por la mejora de la convivencia con actividades como la dinamización de patios o la acogida de alumnos y alumnas nuevas. Se ha creado un Equipo de Mediación que colabora en la resolución de conflictos. Ha seguido trabajando el grupo de “Ecolegas”, alumnos y alumnas voluntarios que con acciones como la recogida de móviles, trabajan para lograr mayor concienciación en valores ecosociales. A partir de un Proyecto de Innovación Intercentros, otro grupo numeroso de alumnos y alumnas ha participado en "FUHEM Click", formándose en el uso positivo de las redes sociales en el entorno escolar y la prevención del ciberacoso.

En las aulas hemos visto una gran diversidad de metodologías activas que mejoran el clima de las clases, la motivación del alumnado y el proceso enseñanza-aprendizaje. Se ha seguido avanzando en Aprendizaje Cooperativo y Grupos Interactivos, se han realizado diversos proyectos interdisciplinares, se ha trabajado por rincones, por proyectos, con el Aula Invertida o con diversidad de materiales manipulables que facilitan la adquisición de conocimientos. Hemos visto tertulias dialógicas en las aulas gracias a familias voluntarias y hemos disfrutado de las lecturas compartidas con el alumnado de Infantil.

Este curso ha llegado a Secundaria la primera generación de alumnos y alumnas que están inmersos en el Plan de Mejora del Aprendizaje de la Lengua Inglesa con cinco horas a la semana de clase, tres de ellas con auxiliar de conversación y dos con una profesora de apoyo.