Crónica de las actividades del 50º aniversario

Los 50 años de FUHEM han servido para hacer balance en la larga trayectoria de nuestra entidad, desplegada en el terreno educativo y en el plano de la investigación y la divulgación en temas sociales, políticos, económicos y ambientales. También, como apunta Yayo Herrero, Directora General de FUHEM, el cincuentenario “es un momento clave para la Fundación ya que coincide con una reformulación de los planteamientos de la entidad, que acaba de revisar y reformular su estrategia, sentando las líneas de futuro tanto del proyecto fundacional como de sus dos áreas: Educación y Ecosocial”.

Uniendo esos dos ámbitos, y con el objetivo de emplazar a las muchas personas que han formado parte de FUHEM, desde sus muchas facetas, -la actividad inmobiliaria, la investigación social o la educativa, contemplada desde un punto de vista integrador para alumnado, familias, docentes y personal de administración y servicios-, se propuso un programa amplio de actividades, que recogiera el pasado y el presente y también, los desafíos del futuro.

Una economía respetuosa con las personas y con el planeta

Celebrado en noviembre en Espacio Ecooo, el primero de los debates llevó por título “Una economía inclusiva ante la crisis ecosocial” y contó con la participación de Santiago Álvarez, director de FUHEM Ecosocial, que sustituyó la ausencia por enfermedad de Ángel Martínez González-Tablas, presidente del Patronato de FUHEM; Nerea Ramírez, co-Coordinadora estatal de Ecologistas en Acción; Yayo Herrero, directora de FUHEM y Carlos Sánchez Mato, concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid.

Con el recuerdo de proyectos impulsados por FUHEM, que en su día fueron innovadores y pioneros, como la librería Cultart, la productora de cine Procinsa o el Centro de Investigación para la Paz; se abordó un debate planteando la necesidad de soluciones nuevas, en el marco de una economía inclusiva, que den respuestas a la situación de crisis ecosocial en la que estamos inmersos.

Entre las reflexiones de los ponentes, quedaron claras cuestiones como que “el capitalismo garantiza la producción de bienes pero no cubre las necesidades de las personas”, como señaló Santiago Álvarez; al tiempo que Yayo Herrero subrayaba las desigualdades de género: “La familia y especialmente las mujeres amortiguan la precariedad derivada de la crisis económica". Por su parte, Nerea Ramírez sostuvo que la economía debe tener en cuenta los ecosistemas, que sostienen una vida digna y con derechos, insistiendo en que “somos seres profundamente ecodependientes en un momento crítico, en el que hemos superado los límites biofísicos del planeta. Por último, Carlos Sánchez Mato señaló que estos temas deberían centrar el debate político y la necesidad de una economía inclusiva que deje fuera la explotación de las personas y los recursos naturales, abordando soluciones transversales.

En Facebook, tenemos un álbum con algunas fotos del evento. Bajo estas líneas, también podéis ver el video completo de esta sesión, publicado en nuestro canal de Youtube.

 

FUHEM y la educación: una cita con la nostalgia y el compromiso

Aprovechando el último libro publicado por el Área Educativa de FUHEM,  la segunda sesión llevó por título “El desafío de educar en un mundo incierto”. En la presentación, Maite del Moral, Presidenta del Consejo Asesor del Área Educativa de FUHEM, hizo un emotivo recuerdo a todas las personas que han formado parte del proyecto educativo de FUHEM, caracterizado desde sus inicios por su vocación transformadora de las personas y del entorno, un rasgo que sigue vivo.

A continuación, intervinieron los distintos ponentes: Javier Valle, profesor titular de Didáctica y Teoría de la Educación (UAM), y Director del Grupo de Investigación sobre Políticas Educativas Supranacionales, trazó un panorama de la evolución legislativa de la educación en España, desde los años 50 a nuestros días, explicando los cambios normativos y su alcance práctico en los mismos años en los que FUHEM ha desarrollado su labor educativa. Por su parte, Fernando Cembranos, psicólogo y sociólogo, miembro de IC Iniciativas Culturales y del Consejo Asesor del Área Educativa de FUHEM subrayó que en los próximos años la realidad será otra por la falta de energía, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, un panorama que sumado a un sistema emocional que calificó como “inservible” plantea un escenario para el que conviene empezar a prepararse, también desde el ámbito educativo. Y dejó en el aire muchas preguntas que nos ayudan a pensar en esa educación que sí podría servir para afrontar el futuro.Entre ellas: “¿por qué, en la asignatura de Historia, estudiamos Egipto y no el papel de las multinacionales en nuestro mundo? ¿Cómo podemos cuidar nuestra salud? ¿Cómo podemos disfrutar del arte?”. 

La sesión siguió con la ponencia de María Acaso, profesora titular de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid e integrante del colectivo Pedagogías Invisibles, que se centró en la necesidad de un cambio de metodología: una escuela que individualice los aprendizajes y esté atenta a la atención a la diversidad y a la inteligencia emocional. Entre los puntos de cambio, María Acaso destacó cambiar las relaciones de poder en el aula, incorporar el cuerpo al proceso de aprendizaje, ir de una experiencia de aburrimiento a otra de placer por aprender y cambiar las formas de evaluación para desterrar esos exámenes que solo inspiran conceptos negativos con el fin de fomentar la felicidad que proporciona el aprendizaje. Por último, desde la mesa, intervino Fernando Mazo, quien hizo una ponencia más vivencial sobre la educación que ofrece y ha ofrecido FUHEM, partiendo de su propia experiencia: desde ser alumno de Covadonga, donde su padre era profesor, a ser profesor en varios colegios de FUHEM y director del Colegio Lourdes. Comentó Fernando Mazo que los colegios del “Hogar” siempre se han caracterizado por usar la incertidumbre para transformar y crear bases sólidas que continúan a día de hoy, igual que el propósito transformador que siempre estuvo presente y fue la clave para pasar de una escuela asistencial, donde se rezaba y se iba a misa, a una escuela que fue abriendo canales de participación a toda la comunidad escolar. No sin contradicciones, tensiones y crisis internas sumadas a unas instalaciones precarias, FUHEM ha demostrado desenvolverse bien en lo incierto que seguramente, también marcará el futuro. Al término de las ponencias, tuvo lugar un entrañable coloquio entre el numerosísimo público asistente, entre el que había muchos profesores jubilados.

Fue una sesión muy emotiva, y se hicieron muchas fotos. En Facebook, tenemos un álbum con algunas fotos del evento. También se grabó esta segunda sesión, cuyo video completo os ofrecemos a continuación, publicado en nuestro canal de Youtube.


La ciudad como espacio ideal para construir una vida buena

La última sesión de debate, que puso el énfasis en el contexto municipal, se celebró el 3 de diciembre y contó con la escritora Belén Gopegui, en calidad de moderadora; dos miembros del Patronato de FUHEM, Fernando Prats Palazuelo, arquitecto urbanista, y Mª Eugenia Rodríguez Palop, profesora de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III; y dos representantes de los gobiernos municipales de las ciudades donde están nuestros colegios: Sira Abed Rego, Primera Teniente de Alcalde y concejala delegada de Política Territorial, Urbanismo y Movilidad en el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid; y Javier Barbero Gutiérrez, concejal de Seguridad, Salud y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.

Fernando Prats explicó que FUHEM, a través de sus promociones inmobiliarias, siempre mantuvo la constante de crear unidades vecinales, donde las escuelas eran un punto de apertura a todo el barrio y su entorno. De la ciudad del futuro, subrayó que estamos ante un cambio histórico puesto que están en marcha procesos climáticos planetarios que ponen la vida en peligro, a la vez que nuevas plataformas y partidos han llegado a muchos gobiernos municipales de España. Las ciudades, concluyó, serán claves para un cambio necesario e irreversible. Por su parte, Sira Abed destacó que la política local tiene unos márgenes muy estrechos, determinados por unas elites económicas que están en contra de proteger los límites del planeta. Mª Eugenia Rodríguez Palop centró su intervención en el potencial del ámbito local para contribuir a la vida buena, a partir de una buena gestión de los bienes comunes, en compartir más que en repartir y en un empoderamiento ciudadano que apueste por gobiernos locales más democráticos, descentralizados y enfocados a la redistribución de la riqueza. Por último, intervino Javier Barbero que defendió una vida buena que integre los cuidados y una ciudad donde todos los ciudadanos sean corresponsables en ese cuidado necesario para la sostenibilidad de la vida: sin deshaucios, con suministros de luz y agua garantizados, sin exclusión sanitaria ni CIES. Una ciudad donde prime un aprendizaje hecho desde la vulnerabilidad y la interdependencia y un cuidado colectivo.

Al igual que para las sesiones anteriores, en Facebook, hemos creado un álbum con algunas fotos del evento. Si preferís ver la sesión en video, solo tenéis que pulsar en esta pantalla. Este video también está disponible en nuestro canal de Youtube.

El broche final: una fiesta en La Casa Encedida

El lema de las Jornadas cobró un giro distinto para celebrar una fiesta que tuvo lugar el 11 de diciembre en La Casa Encendida. “50 años FUHEM. Un hogar para celebrar” fue el mensaje de un acto en el que la propia Fundación fue la protagonista junto a las personas que, a lo largo de estas cinco décadas, han formado parte de su extensa comunidad, en cualquiera de las facetas que FUHEM ha desarrollado.

Hubo emoción, alegría y compañerismo, se produjeron innumerables reencuentros, abrazos y caras de felicidad y el público disfrutó de las muchas sorpresas preparadas para la ocasión. Resultaron emocionantes las intervenciones de Ángel Martínez González-Tablas, Presidente de FUHEM, y de Juan Antonio Cajigal que, en su intervención, aceptó el cargo de Presidente de Honor de FUHEM que el Patronato le había ofrecido.

También fue muy interesante el documental sobre los 50 años de FUHEM, realizado en colaboración con el Centro de Medios Audiovisuales de la UNED (CEMAV). Por motivos de tiempo, solo se pudieron proyectar cuatro de los siete capítulos de los que consta. Ya ha comenzado su emisión en TVE, en distintos pases de febrero y marzo, mientras trabajamos para poderlo ver de forma íntegra en alguna sala de cine de Madrid.

El reconocimiento colectivo, con el que se ofreció un homenaje y un agradecimiento a quienes han alimentado este proyecto durante cinco décadas, se realizó con un video que podéis ver pinchando en la pantalla que aparece bajo estas líneas.


A seis voces que representan al colectivo que hay detrás de FUHEM, se puso imaginación a la hora de comunicar el nuevo proyecto de FUHEM, reformulado en junio de 2015 y disponible en formato pdf en nuestra página web.

Posteriormente, Mª Ángeles Palomo, profesora en varios colegios de FUHEM a lo largo de su trayectoria profesional, explicó a los asistentes el deseo de volver a reunir a aquellas personas que han tenido relación con la Fundación o sus colegios, y que con el paso de los años se han desperdigado. Dentro de la reformulación de FUHEM, se incluye el propósito de reunir a su extensa base social, y servir de espacio aglutinador de las iniciativas que surjan. Para ello, se dispuso de una urna en la que los asistentes podían dejar sus datos, tal y como hicieron muchos. Esto es solo el comienzo, igual que la semilla que ha supuesto contar con Comunidad FUHEM en Facebook, que ya tiene más de 600 miembros y sigue creciendo.

Por último, el broche final lo pusieron los alumnos y alumnas de los tres colegios de FUHEM: Hipatia, Montserrat y Lourdes. Desde los más pequeños a los más mayores, con sus interpretaciones artísticas, lograron llenar el escenario de entusiasmo, espontaneidad y buen hacer.

Los alumnos del colegio más joven de FUHEM, Hipatia, interpretaron varias canciones que en estos seis años han sido centrales en los proyectos de curso y en el cierre de cada uno de ellos. Sus voces y sus instrumentos musicales fueron acompañados por imágenes, que se veían en la pantalla gigante, y nos trasladaron a cuando esas canciones y su puesta en escena inundó de niños y jóvenes las canchas deportivas del colegio.

Montserrat rememoró la actuación de hace un año en el Auditorio Nacional, cuando interpretaron la obra Maese Kaos; además de reproducir en video algunos momentos de entonces, treinta niños y niñas volvieron a cantar el Himno de los Elementos en directo.

En tercer lugar, actuaron los alumnos del Colegio Lourdes, con un extracto de una obra de teatro que llevaron a las tablas el curso pasado, en la que se muestra la crudeza de la trata de mujeres y la necesidad de reflexionar sobre las consecuencias de ciertos comportamientos que implican un maltrato o un trato indigno hacia otras personas. Una pieza teatral llena de sentido crítico y una mirada comprometida sobre cuestiones que nos incumben a todos.

Con su representación teatral, pusimos el cierre a un acto de más de dos horas, que concluyó con un animado cóctel en el que el reencuentro fue el protagonista.

Ahora, como en toda fiesta que se precie… nos quedan los recuerdos y las fotos de aquel día. Tenemos más y el álbum irá creciendo… la dirección para encontrar esas fotos vuelve a ser Facebook. Y también estamos con la edición de un video que recoge buena parte de lo vivido aquella tarde noche del mes de diciembre. Esperamos que, muy pronto, os lo podamos mostrar en nuestro canal de Youtube.

Y nada de alimentar solo la nostalgia, recordad que la fiesta miraba al futuro, y entre todos y todas, ya lo estamos construyendo.