Planificar un desarrollo urbano integrador y sostenible

Millones de pobres viven actualmente en lugares que figuran en los planes de ordenación urbana como terrenos "desocupados" o "baldíos". Las barriadas que han surgido en los países en desarrollo como asentamientos no autorizados aún siguen siendo tratadas por las autoridades como asentamientos provisionales, aunque no lo son y albergan en todo el mundo a cerca de 1.000 millones de personas, que han invertido su trabajo y su modesto capital en construir sus viviendas.

Mientras está aumentando la pobreza urbana -las barriadas marginales crecen a un ritmo de 61 millones de personas cada año desde el 200-, la importancia de un desarrollo urbano sostenible e integrador resulta cada vez más evidente y se va reconociendo progresivamente por urbanistas, planificadores y académicos. 

Sin embargo, la planificación regional, municipal y a nivel comunitario no suele tener en cuenta significativamente a la población pobre y a sus comunidades. Las autoridades regionales tampoco suelen coordinarse con los planificadores y con los responsables municipales hasta no tener decididos los emplazamientos y los tipos de infraestructuras que quieren construir.

A nivel municipal, los objetivos de la planificación son principalmente las infraestructuras a escala más pequeña (como la recogida y eliminación de residuos sólidos o la construcción de carreteras locales), los planes de urbanización o remodelación de los barrios y la normativa sobre usos del suelo y edifi cación. Pero casi nunca hay dinero para los planes de urbanización y mejora de los barrios, el cumplimiento de la normativa sobre usos del suelo y edifi cación es escaso, y los planes de remodelación de las barriadas pobres se hacen con una falta total de transparencia y sin contar apenas o nada con la participación de la comunidad.

Conseguir que los planificadores gubernamentales cambien su enfoque para adaptarse a otra forma de planificar que incluya a las barriadas pobres precisará de un esfuerzo considerable en formación institucional, pero es un objetivo ineludible. En este marco, el autor expone diez propuestas para un potente sistema de planificación de este tipo; examina los obstáculos previsibles y da ideas para superarlos.

 

Descarga el artículo Planificar un desarrollo urbano integrador y sostenible, de Eric S. Belsky (pdf), publicado originalmente por FUHEM Ecosocial/Icaria en La situación del mundo 2012.